$25

La historia interminable

  • música: Carlos Gianni
  • letra: Hugo Midón
La historia interminable

La historia interminable

Las personas más queridas
están siempre en nuestra vida.
Las personas más queridas
no se pueden olvidar.

Vaya Ud. a Budapest, vaya Ud.,
vaya Ud. a Afganistán, vaya Ud.,
vaya Ud. adonde vaya
estará siempre acá.

Cada cual con su equipaje
vaya y venga, cada cual.
Entre y salga cuando quiera,
no se prive de viajar.

Si es tan lindo volar
y es tan bueno correr,
no se quede sentado
en la puerta esta vez.

No se prive, no se quede,
no se achique ni se enrede.
Vaya y venga cuando quiera,
no se prive de soñar. (bis)

Si es tan lindo volar, si es tan lindo,
y es tan bueno correr, si es tan bueno,
no se quede sentado
en la puerta esta vez. (bis)

Quiero decirte antes de irme
dos cositas antes de marchar.
Quiero decirte que te quiero en Buenos Aires,
en Budapest o en Afganistán. (bis)

Lo quiere más y más y más
y más por más es más.
Y más por más por más
es más aún, un poco más, además. (bis)

El tiempo va pasando
y estoy más convencido
que mi tío tenía su razón.
El decía que puede llover por muchos meses
pero que siempre, siempre, de nuevo sale el sol….

Sol….
Quiero decirte una cosa,
una sola cosa quiero decirte, sol.
No dejes de salir todos los días
porque necesito tu caricia y tu calor.

Sol….
Quiero decirte una cosa,
una sola cosa quiero decirte, sol.
No dejes de salir todos los días
porque necesito tu caricia y tu calor, sol….

El calor, según la enciclopedia,
se produce en la Tierra
por irradiación.
Y la Tierra, además, tiene su propio calor,
que, según la enciclopedia, lo produce el amor. (bis)

Adonde vayas yo me iré contigo.
Pan y cebolla, y nada más para comer.
Y qué me importa si no tengo postre,
pues a la postre yo lo tengo a Ud. (bis)

Y si mi amor le corresponde,
vaya por donde se vaya Ud.
Allí estaremos, mi cariñito,
los dos juntitos sin comer. (bis)

Quiero comer!
A pesar de que un payaso
se alimenta, en muchos casos,
del aplauso y de las cosas del querer.

Quiero comer!
Mi barriga, que es mi amiga,
Se conforma con las migas
Pero yo,… yo ya no sé….

Yo ya no sé si quiero irme, ya no sé.
Yo ya no sé si necesitas Budapest.
Yo ya no sé si necesito Afganistán.
O necesito, necesito estar acá, yo ya no sé.

Yo ya no sé si quiero irme, ya no sé.
Yo ya no sé si necesitas Budapest.
Yo ya no sé si necesito Afganistán.
O necesito, necesito estar acá…

Sólo sé que mi lugar es donde yo estoy.
Sólo sé que mi lugar es donde yo estoy. (bis)
Si necesito volaré…

Daremos unas vueltas
por calles muy desiertas,
y por cuanto escondrijo
haya por conocer. (bis)

Y volveré
con la camisa puesta,
y el pantalón
que me acabo de coser,
a esta bohardilla
de las cosas más sencillas,
en donde sé
que te puedo ver. (bis)

Para encontrarnos
nuevamente todos
los mil payasos
a tomar café,
y en un abrazo
de esos que dan gusto,
sentir que estamos
juntos otra vez. (bis)

Para contar la historia interminable
de esta trup de payasos viene bien,
recordar lo que dicen claramente
las estrofas de aquel querido chamamé. (bis)

Las personas más queridas
están siempre en nuestras vidas.
Las personas más queridas
no se pueden olvidar.

Vaya Ud. a Budapest, vaya Ud.,
vaya Ud. a Afganistán, vaya Ud.,
vaya Ud. adonde vaya
estará siempre acá.

Cada cual con su equipaje
vaya y venga, cada cual.
Entre y salga cuando quiera,
no se prive de viajar.

Si es tan lindo volar
y es tan bueno correr,
no se quede sentado
en la puerta esta vez.

No se prive, no se quede,
no se achique ni se enrede.
Vaya y venga cuando quiera,
no se prive de soñar. (bis)

Si es tan lindo volar, si es tan lindo,
y es tan bueno correr, si es tan bueno,
no se quede sentado
en la puerta esta vez. (bis)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La historia interminable”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba